Travel Book: Eurotrip – Praga

img_4211img_4110

¡Buen martes mis queridos lectores!

Hace un mes que volví de Europa y cada vez que veo las fotos me lleno de nostalgia por lo maravilloso que fue todo el viaje. La segunda parada después de Madrid fue Praga, donde comenzaría la verdadera aventura que consistía en llegar a Estambul atravesando todo el oriente de Europa. De lejos fue el lugar más mágico de todos los que visitamos y es que por algo es patrimonio histórico de la humanidad. No dejo de creer que es el lugar dónde comienzan los cuentos de hadas y el lugar de retiro de las brujas después de ser vencidas en cada uno de sus cuentos.

Desde el día que supe de la existencia de Praga me hice a la idea que la mejor forma de conocerla sería en invierno. Estaba convencida que los bonitos paisajes y la arquitectura histórica serían aún más impresionantes con el misterio de la neblina y el frío extremo. ¡Debo decir que fue mejor de lo que esperaba!

img_4120img_4283img_4088img_4085img_4089img_4233Praga es una ciudad increíble y su centro histórico se puede y debe conocer caminando ya que hay muchísimos lugares en esta zona de la ciudad. Bares escondidos, tavernas medievales y edificios que parecen creados por los hermanos Grimm, son la razón por la que ya quiero volver. De todos los lugares que visitamos mi lugar favorito fue el Puente Carlos que conecta la ciudad vieja con la ciudad pequeña atravesando el río Moldaba. Son 500 metros peatonales llenos de historia con una vista de sueño en los que esperas que en cualquier momento aparezcan la Bella y la Bestia con ganas de almorzar y tomar un poco de vino caliente.

img_4279img_4265img_4261img_4067img_4214img_4280img_4039img_4119img_4081

Del otro lado del puente está la ciudad vieja con uno de los atractivos turísticos más impresionantes de toda Europa: El reloj Astronómico. Es ese tipo de cosas que no se pueden creer ni estando en frente y con alguien que te pellizque para verificar que no estás soñando. Es el reloj de este tipo más antiguo de todo el mundo que aún funciona y cada hora reúne a miles de turistas para verlo andar. La plaza en la que está ubicado es hermosa y tiene muchísimos lugares para conocer, comer y tomar algo. Comer Trdelnik es el toque dulce que se necesita mientras se camina por las mágicas y angostas calles de la ciudad.

En definitiva, fui feliz en Praga y mi sueño se hizo realidad.

Les escribo pronto 🙂

img_4145img_4106img_4284img_4254img_4278img_4025img_4027

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: