Travel Book – Eurotrip – Dracula’s house

Processed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 preset

¡Feliz miércoles mis queridos lectores!

En Noviembre se cumplió un año desde que volví de Europa y hasta ahora solo les he contado la mitad del viaje. Para seguir el camino, que dejé detenido en Hungría, les voy a contar mi experiencia por Rumania que es, sin duda alguna, uno de los destinos más contradictorios que visité en todo el recorrido.

Para llegar a Bucarest, capital de Rumania, tomamos un tren nocturno desde Budapest que tardó más de 12 horas. Los trenes de ese lado de Europa son viejitos y no tienen las mismas comodidades que los nuevos, por lo que recomiendo comprar suficiente comida para el viaje, llevar un libro, un juego y ropa suficiente para soportar el frío y que no les pase lo que a mí, que me tocó sacar la ropa y ponerme hasta la pijama.

A diferencia de los anteriores destinos, Rumania no hace parte del espacio Schengen, por lo tanto, no se extrañen cuando un imponente caballero de uniforme detenga el tren para pedir los pasaportes y llevárselos por cerca de media hora. Después de cierto tiempo de haberle entregado mis documentos a un desconocido, que además se baja del tren, casi entro en pánico. No obstante, no había otra opción.

Bucarest

Aunque su nombre significa felicidad, Bucarest es un destino caótico y  lleno de obras arquitectónicas abandonadas o dañadas por los mismos habitantes de la ciudad. Tiene un centro histórico con lugares muy bonitos, que pierden su encanto por el mal estado y el desorden: paredes rayadas, basura en el suelo y carros por doquier. Personalmente no lo recomiendo.

Bran

Contrario a Bucarest, Bran es un pequeño paraíso en la mitad de Transilvania, con la gente más amable y acogedora que se puede encontrar. Cuando planeamos visitar el castillo de Drácula, estaba preparada para cargar ajos en los bolsillos y así espantar unos cuantos vampiros. Sin embargo, este lugar, donde queda el famoso castillo, es un pueblito rodeado por espectaculares montañas nevadas, hoteles sacados de un libro de cuentos y lindas ovejas que no tienen nada de aterradoras. El castillo es una visita obligada para conocer la verdadera historia del vampiro más famoso del mundo y el queso, un must para comer y llevar de vuelta a casa.

Les escribo pronto 🙂

Processed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 presetProcessed with VSCO with m5 preset

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close